0

“Si a alguien con epilepsia le queda alguna duda, les comento que no somos, en principio, personas de riesgo ante el COVID19”

Un artículo de nuestra colaboradora Irene Tarragó

Hola a todos. En este verano inusual, en el que se juntan el deseo del descanso, con el afán de salir y divertirse con los amigos y con la necesidad de permanecer lo mayor aislados posibles, con la menor interacción social de la que seamos capaces, se da la circunstancia de que, en muchas casas familiares de pueblo o segundas residencias, se han juntado más personas que cualquier otro verano. Ese ha sido nuestro caso, ya que tenemos una casa junto a un pantano y la hemos tenido llena todo el verano. Durante un mes hemos convivido con nuestras nietas y, si bien ha sido maravilloso, también es verdad que ya no estamos acostumbrados a “lidiar” con niñas pequeñas. Como muy acertadamente decía mi madre: “Dios es muy listo y te da los hijos cuando eres joven”. Obviamente, te marcan el horario, los menús, las actividades… y nosotros (mi marido y yo) ya estamos acostumbrados a unos horarios adaptados a nuestro ritmo. A pesar de todo, tengo que confesar que se fueron ayer y ya las echo de menos.

Este año está siendo tan distinto… Ahora llega la hora de la vuelta al cole y todo son dudas y miedos por parte de padres y madres y también del profesorado. Y las autoridades no están ayudando nada. Se echan la culpa unos a otros y no dan soluciones, en lugar de buscarlas juntos. Desde esta página, en este momento más que nunca, quiero reivindicar la figura de la enfermera escolar, ya que, si siempre es necesaria, ahora lo es muchísimo más. Os animo a todos a que, si tenéis niños o niñas en edad escolar, la exijáis en vuestros centros de enseñanza. Es importantísima esa figura siempre, y más ahora. No se puede exigir a los profesores y profesoras la responsabilidad sanitaria para la que no están formados. Llevo ya muchos años reivindicando esta figura en los centros, y ahora es un buen momento para hacer más fuerza.

Vamos a tener que aprender a convivir con este virus durante mucho más tiempo del que pensábamos. Tendremos que reinventarnos. Creíamos que en pleno siglo XXI estas cosas no nos iban a ocurrir. Pero aquí está: el COVID19, que ha venido para quedarse.

Si a alguien con epilepsia le queda alguna duda, les comento que no somos, en principio, personas de riesgo ante el COVID19. “No hay evidencia de que las personas que solo tienen epilepsia tengan un sistema inmunológico debilitado. Estas personas no se deben considerar “inmunocomprometidas” y su sistema inmunológico no es inmunodeficiente por tener crisis epilépticas. Las personas con diferentes tipos de epilepsia, ciertas causas de epilepsia u otros problemas de salud pueden tener factores que afecten su sistema inmunológico”.¹ Por esto es muy importante que, ante cualquier duda, consultemos enseguida con nuestro neurólogo o neuróloga.

Espero que la vuelta al cole sea exitosa y que mi colaboración en el blog de MJN del mes que viene sea mucho más optimista con respecto al futuro y al desarrollo del virus y la búsqueda de la vacuna.

Un saludo a todos.

1 EPILEPSY FOUNDATION

Dejar un Comentario