La ansiedad es un sentimiento que muchas personas experimentan en ciertos momentos de la vida, sobre todo cuando nos encontramos en una situación amenazante o difícil.  Sin embargo, la ansiedad puede convertirse en un trastorno si se descontrola, causando una sensación de nerviosismo, angustia e incomodidad constantes sin razón aparente.

¿Cómo se relaciona la ansiedad con la epilepsia?

La ansiedad puede ser muy significativa en la vida de una persona con epilepsia. Puede ocurrir no sólo como reacción al diagnóstico, sino debido al temor de tener una crisis. El hecho de saber que una crisis puede ocurrir en cualquier momento y lugar sin previo aviso es un factor muy importante para muchas personas. Algunos también se preocupan por el rechazo social debido a su condición, particularmente durante la adolescencia. Por lo tanto, el apoyo social es un elemento fundamental en la vida de una persona con epilepsia.

¿Cómo lidiar con la ansiedad?

Encontrar formas de controlar la ansiedad es más útil que tratar de dejar de sentirla. Epilepsy Society propone estos ejercicios:

  • Respirar con firmeza – ni demasiado profundo ni demasiado rápido. Intentarlo unas cuantas veces para sentirnos más tranquilos.
  • Concentrarse en algo agradable para distraerse: música, una foto, una actividad como el yoga o la lectura.
  • Planificar pequeñas tareas realizables para cada día.
  • Hablar con gente. Cualquier contacto social puede ayudar a sentirnos más seguros y valorados.
  • Anotar las situaciones que nos producen ansiedad. Recordar en lo que nos ayudó a sobrellevarlo la última vez.

Desde MJN trabajamos día a día para mejorar la calidad de vida de todas estas personas que cada día tienen que lidiar con la incertidumbre y la ansiedad que conlleva no saber cuando se va a producir la próxima crisis.

Dejar un Comentario