0

Un artículo de nuestra colaboradora Monika Milá

Siempre me he preguntado ¿a qué edad es más difícil enfrentar la epilepsia? Y es que para mi es complejo responder esa pregunta porque he pasado casi por todas las etapas.

Padezco de epilepsia desde que tengo 10 años. Ahora que soy adulta pienso que mi vida prácticamente se moldeó a vivir con estos retos constantes (aunque hay días que piense lo contrario, que la epilepsia se acostumbró a mí). Cuando pienso en el futuro pienso como sería vivir sin la enfermedad. Aunque después de tantos años puedo decir que ya me acostumbré a ella, que es como un compañero con el que se aprende a convivir.

Por lo general, las crisis de epilepsia comienzan en la niñez. Además, también se sabe que esta condición es una de las enfermedades neurológicas más comunes que existen. Sé que no estoy sola, sé que sea cual sea la edad en que esta “amiguita” llamada epilepsia se hubiese presentado en mi vida, al principio sería complicado convivir con ella, como conocer a cualquier persona. Pero luego, después de conllevar un tiempo con ella y saber cuáles son sus raíces, defectos y ella conocer los míos, sé que nos sabríamos llevar.

Después de un tiempo con epilepsia y saber cuáles son sus raíces, defectos y ella conocer los míos, sé que nos sabremos llevar

Creo que lo más difícil de enfrentar no es la condición, sino el futuro. Saber si podremos estudiar, nadar, tener hijos, vivir solos, viajar, enamorarnos, tener sexo, dormir… en resumen, si podemos tener una vida normal. Lo curioso es que esta duda la podemos despejar desde el momento uno, desde el día que nos dicen que tenemos epilepsia. Ya sea, con nuestro doctor o googleándolo, porque hay mucha información donde verificarlo y cuando vemos que es así, ya dependerá de nosotros en como procesemos esta información y de que manera influenciará en nuestro futuro.

4 Comments

Dejar un Comentario